RENUNCIA REY

¿La renuncia del Rey es un movimiento de Marketing?

¿LA RENUNCIA DEL REY ES UN MOVIMIENTO DE MARKETING?: Nuevo Artículo de OYA Abogados & Asesores

El pasado lunes 16 de marzo, a pesar de ser la primera mañana en la que despertábamos con un País sumido en el estado de alarma, vimos como tal suceso compartió los titulares de nuestros medios de comunicación con otra noticia, el rey Felipe VI de España renunciaba a la herencia de su padre. Sin duda, la noticia es lo suficientemente trascendental para acaparar la atención de los medios y robar protagonismo a la crisis del coronavirus, pero, detrás del anuncio de la Casa Real, realmente hay un acto jurídico de renuncia válido en Derecho o simplemente, se trata de un movimiento estratégico de Zarzuela para desviar la atención y desmarcarse de las consecuencias que se pudieran derivar por la supuesta existencia de cuentas offshore, de las que presuntamente era propietario rey emérito Don Juan Carlos de Borbón.

¿Puedo renunciar a la herencia de alguien que está vivo?

Y la respuesta a esta pregunta es NO, nuestras Leyes no nos permite que podamos renunciar a la herencia que pudiera pertenecernos, si la persona de la que se podría heredar en un futuro aún no ha fallecido.

El Código Civil es bastante claro ante tal cuestión, su artículo 991, entre otros, deja expresamente establecido que nadie podrá aceptar ni repudiar sin estar cierto de la muerte de la persona a quien haya de heredar y de su derecho a la herencia”, en otras palabras, que nadie podrá renunciar a la herencia que por Derecho le pudiera corresponder, si la persona de la que debería heredar aún no ha fallecido y, si lo hiciera, la misma sería nula.

Como podemos ver, nuestro Código Civil no permite que se renuncie a la herencia de alguien que está vivo, lo que ahora nos preguntamos, es si tal precepto es de aplicación al Jefe del Estado Español y, en tal caso, de ser así, ¿sería nula la renuncia de herencia que ha hecho el Rey y que ha ocupado tantos titulares?

Salvo mejor criterio, la respuesta sería si, el Rey, con la excepción que prevé el artículo 56 de nuestra Constitución española respecto a la inviolabilidad del mismo,  y los demás miembros de nuestra Monarquía están sujetos a las normas de Derecho Privado como cualquier ciudadano español, si no, imaginemos qué pasaría en caso de que se divorciara de Doña Leticia, tal divorcio, con las peculiaridades que el mismo entrañara, se regiría por los preceptos de Derecho de Familia de nuestro Código Civil, por lo que, de ser así, sería de aplicación lo dispuesto en el referido artículo 991 CC y, al igual que cualquier ciudadano español, el Rey no podría renunciar a la herencia de su padre, si éste aún no ha fallecido, resultando la renuncia que ha sido anunciada en todos los medios de este País nula de pleno derecho.

Llama la atención como la renuncia de Rey ha provocado más titulares que lo que la motivó, que no es otra cosa que la presunta corrupción de Don Juan Carlos de Borbón, sobre el que pesa la sospecha de la fiscalía suiza, que se encuentra investigando cuentas offshore, que presuntamente eran del Rey Emérito, lo que nos ha llevado a plantearnos si realmente la tan anunciada renuncia de nuestro Rey, ¿ha sido un acto de voluntad verdadero o simplemente se ha tratado de un movimiento de marketing?, con el que han logrado desviar nuestra atención y desmarcarse de la figura de Don Juan Carlos.

¿Qué pensáis al respecto? Nos encantaría conocer vuestras opiniones sobre el tema.

 


#OYAComunicadoscontigo

También puede interesarte:

ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

ERTE por causa de fuerza mayor

Medidas de la Junta de Andalucía contra la situación ocasionada por el COVID-19

Medidas económicas y procesales aprobadas para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19

Abrir chat
Powered by