¿Sabías que te pueden multar por conducir con la música alta?

27 octubre, 2016

Abogados Multas de Tráfico Granada: Nuevo Artículo de OYA Abogados & Asesores

No solo podemos ser multados por conducción temeraria, exceso de velocidad o por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas. Hay otra serie de infracciones menos conocidas y que se dan de forma cotidiana en las carreteras por las que también podemos ser multados.


¡Cuidado! A diario y sin saberlo podemos cometer infracciones al volante que, además de acarrearnos una multa económica, pueden conllevar también la pérdida de puntos. Por eso, hoy os detallamos algunas infracciones poco conocidas recogidas en el Reglamento General de Circulación.

Infracciones al volante poco conocidas

Llevar la música alta en el coche:

Si te gusta llevar la música con el volumen muy alto y conduces por zonas residenciales o cerca de un hospital o lo haces por la noche, te expones a una multa económica que oscila entre los 80 y los 100 euros, según las diferentes Ordenanzas Municipales.

Usar el teléfono aún estando detenido en un semáforo:

Usar el teléfono móvil o llevar auriculares hace que disminuya la atención permanente en la conducción, por lo que usar estos elementos mientras estamos en el coche puede suponer una multa de hasta 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Distracciones al volante:

Morderse las uñas, discutir mientras conducimos o besar al copiloto son algunas distracciones que se consideran acciones que distraen de la conducción, por lo que pueden ser motivo de sanciones de 80 euros.

Llevar la mano o el brazo por fuera de la ventanilla:

Aunque este tipo de hábitos pueden ser manías de algunos conductores, conviene evitarlo en la medida de lo posible, ya que pueden suponer sanciones de hasta 200 euros.

Abusar del claxon:

Si usas el claxon de manera habitual y de forma innecesaria ten en cuenta que esto puede suponerte multas de hasta 80 euros.

Conducir descalzo o con chanclas:
El Reglamento General de Circulación señala que no puedes conducir descalzo o con chanclas, ya que se esto puede disminuir la capacidad de controlar el vehículo. No llevar el calzado adecuado puede provocar multas de hasta 200 euros.

Comer mientras conducimos:

Eso de comer un bocadillo por el camino también está multado con sanciones que pueden llegar hasta los 200 euros. Así que ya sabes, la próxima vez ten en cuenta eta infracción y en tu viaje, haz una parada para comer. No solo descansarás sino que además, podrás evitar una multa.

Usar el teléfono en las gasolineras:

Son muchos los conductores que a pesar de ver las indicaciones de prohibición en las gasolineras, siguen usando el móvil mientras repostan su vehículo. Este tipo de infracciones se traducen en multas que pueden alcanzar los 100 euros.

También puede interesarte:

Transporte público: ¿Qué cubre el seguro obligatorio del viajero?

Casos de Éxito: Cláusulas de exclusión en el seguro a todo riesgo de vehículos

Volver a Noticias