¿Qué es mejor, comprar una vivienda como persona física o como jurídica?

21 junio, 2017

Asesores Fiscales en Granada: Nuevo Artículo de OYA Abogados & Asesores

Hoy volvemos con una nueva sección que nos gusta mucho: El Asesor responde, un espacio en el que nuestro equipo de asesores dará respuesta a una de las preguntas que nos hagáis llegar a través de nuestra web o de nuestros perfiles en redes sociales.


Para esta ocasión, hemos seleccionado una pregunta que nos hacía un usuario que está pensando comprarse una segunda vivienda y la duda que nos planteaba era, si es más ventajoso adquirir esta vivienda a través de la sociedad que tiene o como particular.

Si te encuentras en una situación similar y quieres saber la carga de impuestos que implicaría cada caso para valorar así, qué es lo que más te conviente. A continuación nuestro equipo de asesores os da la respuesta:

Respecto a las escalas de gravamen de los impuestos, las personas jurídicas tributan al tipo proporcional del 25%, mientras que las personas físicas tributan con la escala progresiva y el tipo medio de tributación dependerá del resto de rentas que tenga el contribuyente.

Respecto a los costes que se pueden descontar los particulares,  podemos analizar por un lado la compra de la vivienda y por otro, poner esa vivienda en alquiler una vez se adquiera:

Si hablamos del precio de adquisición del inmueble se tendrán que tener en cuenta las siguientes cuestiones:

– Si el inmueble es nuevo y lo compra una sociedad, podría deducirse el IVA de la compra, mientras que si lo compra una persona física no.

– Si el inmueble es de segunda mano, en este caso, se tributa por ITPAJD (Impuesto Junta de Andalucía) y sería un mayor valor de adquisición del inmueble y en ningún caso se podría deducir.

Si por otro lado, estamos valorando comprar la vivienda para después, ponerla en alquiler, hablaríamos de la deducción de gastos una vez alquilado:

– En el caso de la sociedad se podrán deducir todos los gastos correlacionados con la actividad realizada y necesarios para la obtención de beneficios.

– En el caso de que sea la persona física la que alquile el inmueble y siempre que esté destinado a vivienda habitual (no vacacional) tiene una reducción del rendimiento neto del 60% y se podrán deducir, por un lado los intereses pagados para la adquisición y los gastos de reparación (no las mejoras del inmueble) con el límite de los ingresos percibidos por el alquiler y de otro lado, “otros gastos deducibles” (sin límite) que sean necesarios para el alquiler, como son la amortización mínima (3% del mayor V.Adq. o Catastral excluido el suelo) y IBI, gastos comunitarios…

Respecto a los intereses por el préstamo entre socio-sociedad, los intereses serían deducibles para la Sociedad y se deben declarar como rendimientos de capital mobiliario para el prestamista (a valor de mercado porque son operaciones vinculadas).


¿Tienes dudas y no sabes qué hacer? En OYA Abogados & Asesores te ayudamos. Envíanos tu consulta a través de nuestra web o por medio de nuestra página en twitter usando el hashtag #OyaResponde. Nuestro equipo de asesores en materia Fiscal, Laboral y Contable te darán respuesta.

También puede interesarte:

Asesoramiento integral para empresas: ¿Por qué elegirnos?

Volver a Noticias