¿Matrimonio o pareja de hecho?, diferencias en derechos atribuidos

25 agosto, 2015

Nuevo artículo de Oya Abogados & Asesores sobre Derecho Familiar

El Derecho de Familia o Derecho Familiar es el conjunto de normas e instituciones jurídicas que regulan las relaciones personales y patrimoniales de los miembros que integran la familia, entre sí y respecto de terceros. Las dos instituciones fundamentales del derecho de familia son el matrimonio y la filiación.

En cuanto al matrimonio y la convivencia extramatrimonial, la Sentencia del Tribunal Constitucional de 13 de julio de 1998, pone de manifiesto que el matrimonio y la convivencia extramatrimonial no son situaciones equivalentes, sino realidades jurídicamente distintas, por lo que su tratamiento jurídico es también diferente.

De hecho, la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, en línea con la del Tribunal Constitucional, se ha preocupado de precisar que la unión de hecho; condición adquirida siempre que  la pareja se inscriba en el Registro de Parejas de Hecho correspondiente,  es una institución que nada tiene que ver con el matrimonio, aunque una y otra se sitúen dentro del Derecho de Familia.

Las diferencias más significativas entre una unión y otra radican sobre todo en cuestiones hereditarias, fiscales y de liquidación del patrimonio común. Así, haciendo una comparativa legal de las diversas situaciones entre matrimonio y pareja de hecho, en relación con las doce comunidades autónomas que actualmente disponen de una ley sobre parejas de hecho, las diferencias serían:

– Vacaciones por unión: Dependerá del Convenio Colectivo al que esté adscrito el trabajador porque el Estatuto de los Trabajadores no lo contempla para la pareja de hecho.

– Fiscalidad: Los miembros de una pareja de hecho no pueden tributar en el modo de declaración conjunta del IRPF.

– Régimen económico: A la pareja de hecho no se le aplica por defecto el régimen de gananciales, ni de separación de bienes. No obstante, pueden pactarlo e inscribirlo en el registro o en documento público a través de un convenio en el que recoja qué régimen económico desean.

– Hijos en común: En derechos y obligaciones como padres no hay diferencia entre ambas relaciones tanto para reconocer las medidas legales a favor de los hijos tras una ruptura (guarda y custodia, pensión de alimentos y régimen de visitas), como en los derechos sucesorios de los hijos.

– Pensión compensatoria tras ruptura: Está expresamente regulado en Aragón, Baleares, Cataluña, Cantabria, Navarra y País Vasco. Si no está recogido, se acudirá a la vía judicial para que el juzgado determine si procede o no el derecho a la pensión; teniendo en cuenta que se puede haber pactado compensaciones de este tipo al inscribirse como pareja de hecho.

– Pensión por viudedad: En el matrimonio los cónyuges van a tener derecho a esta pensión con independencia del tiempo de duración del matrimonio y de los ingresos del superviviente. En cuanto a los convivientes como pareja de hecho se deberá acreditar:

1. Que han sido pareja de manera ininterrumpida durante al menos dos años antes a la defunción, probándolo con las fechas en el registro.

2. Que han convivido de manera ininterrumpida en los cinco años anteriores a la defunción.

3. Además, para poder recibir la pensión, los ingresos del superviviente no podrán superar un determinado límite que establecerá cada Comunidad Autónoma.

Volver a Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *