Contratos de franquicias

19 noviembre, 2015

Nuevo artículo de Oya Abogados & Asesores sobre Franquicias

Todo aquel profesional que está valorando la posibilidad de hacerse emprendedor se debate generalmente por dos modelos de negocio: Montar desde cero un nuevo proyecto empresarial o contactar con una franquicia para servirse de la experiencia e imagen de un negocio ya creado.

Según su definición, una franquicia es la concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada. En definitiva, se trata de una de las salidas posibles para aquellos profesionales que quieran iniciar su aventura profesional de una forma más guiada. Pero evidentemente, no todo son aspectos positivos. Por ello, antes de firmar un contrato e iniciar una actividad de este tipo es recomendable que tenga en cuenta los siguientes aspectos:

  • Una franquicia es un acuerdo entre el franquiciador o franquiciante y el destinatario o franquiciado, por virtud del cual el primero cede al segundo la explotación de una franquicia siempre que se respeten todos los puntos del contrato firmado.
  • Existen una serie de elementos importantes en una actividad de este tipo, como son:

          1. La marca comercial que hace interesante el negocio.

          2. El Know-How (saber hacer) de esa empresa que ayudará al nuevo empresario a gestionar su negocio de forma eficiente.

Además, y para evitar que la relación empresarial se vea afectada en el futuro, es muy conveniente entender que con la firma del contrato,  el franquiciador cederá temporalmente su imagen de marca para que se explote siguiendo sus normas y procesos y que a cambio, el franquiciado deberá pagar una serie de cánones por este derecho.

Como en cualquier acuerdo entre varias partes, este contrato deberá ser equilibrado, ya que debe permitir obtener una rentabilidad adecuada en función de las inversiones que se requieran para montar el negocio y mantenerlo. De este modo, el texto que se firme debe recoger las obligaciones de las partes.

¿Cuáles son las principales obligaciones del franquiciador y del franquiciado?

  • Franquiciador: Deberá ceder temporalmente al franquiciado la imagen de marca y el Know how de su negocio, así como prestar al nuevo empresario la asistencia continuada que necesite para la gestión y organización de la empresa. Estos conocimientos y experiencias se compartirán, ya sea a través de formaciones, prácticas y por medio de manuales operativos que servirán de apoyo al empresario.

          Las obligaciones del franquiciador son las que justifican el pago del canon inicial o de entrada y de los cánones de mantenimiento.

  • Franquiciado: Por su parte, deberá explotar el negocio cuidando la imagen de la cadena y pagar los cánones impuestos en el contrato.

Volver a Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *