Analizando las relaciones empresariales

14 abril, 2015

El lema en todos los negocios de “El cliente es lo primero” es algo ya de obligado cumplimiento, pero no son las únicas relaciones profesionales que un empresario debe cuidar, ya que la clave del éxito en cualquier empresa es procurar las buenas relaciones dentro y fuera del lugar de trabajo.

El trato que ofrezcamos a los distintos públicos con los que contactemos de manera profesional son tan importantes que pueden favorecer o afectar al crecimiento del negocio o incluso, verse reflejadas en nuestro desempeño con los consumidores.

Por ello, desde Oya Abogados & Asesores hoy analizamos los distintos públicos a los que debemos prestar una especial atención dentro de cada empresa:

– Proveedores: Son muy importantes dado que de ellos depende la resolución de los conflictos operativos y comerciales. Por ello, lo conveniente es conseguir una relación de confianza que le ayude a flexibilizar los tiempos y a que la atención hacia su negocio sea más personal.
– Personal: Su equipo de trabajo es también la imagen de su empresa. Y no sólo su plantilla habitual, sino también aquellas personas con las que colabore, los profesionales a los que entreviste para candidaturas de empleo o inlcuso, aquellos ex-empleados. Su trato con ellos generará una opinión y posibles futuras referencias.
– Autoridades gubernamentales: La regla en este caso es la de cumplir con las obligaciones fiscales y de regulación. Para ello, contar con un asesoría profesional es vital para ayudarle a gestionarlo todo.
– Comunidad: La mayoría de las empresas están ubicadas en un lugar concreto, una provincia, ciudad, barrio; y por ello, forman también parte de su tejido social. Cuidar del medio ambiente, seguridad, ruido y cualquier situación que altere el estilo de vida de quienes rodean su entorno empresarial es clave para mantener una buena relación social.

Volver a Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *