Distribuyo productos de nutrición deportiva, ¿qué puede pasar si no cumplo la normativa?

11 noviembre, 2015

Nuevo artículo de Oya Nutrición Deportiva sobre Sanciones

Nuestro compañero Sergio Oya, abogado especializado en Derecho Alimentario y Director del Área de Oya Nutrición Deportiva, nos habla sobre las principales obligaciones que establece la normativa en cuanto al etiquetado de los productos de nutrición deportiva y sobre las sanciones que puede acarrear no cumplirlas.

De conformidad con la normativa, las empresas que se dediquen a la distribución de productos destinados a la nutrición deportiva deberán, entre otras y como principales obligaciones, (i) inscribirse en el Registro General Sanitario de Alimentos, (ii)  cumplir correctamente con el contenido y diseño de las etiquetas de los productos y, (iii) notificar la puesta en el mercado nacional de los productos a las autoridades sanitarias

En este sentido, las empresas responsables de la producción, transformación, envasado, almacenamiento, distribución, importación y comercialización de los productos de nutrición deportiva se deberán inscribir en el Registro General Sanitario de Alimentos.

No tendrán que inscribirse, en cambio, las empresas que manipulen, transformen, envasen, almacenen o sirvan para su venta o entrega in situ al consumidor final, con o sin reparto a domicilio, sin perjuicio de los controles oficiales correspondientes. Estos establecimientos deberán inscribirse en los registros autonómicos correspondientes.

En cuanto al diseño, presentación y publicidad del etiquetado, las empresas deberán cumplir con todos los requisitos y especificaciones que exige la normativa. Además de la información obligatoria que debe contener la etiqueta en base al Reglamento 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, se deberán cumplimentar en las etiquetas todos los requisitos sobre la información nutricional del producto, así como de las declaraciones saludables que se identifiquen.

Por lo que respecta a la notificación del producto ante las autoridades sanitarias, la normativa exige que para facilitar el control eficaz de los productos de nutrición deportiva, el responsable de la comercialización en España del producto deberá notificar su puesta en el mercado nacional a las autoridades sanitarias, enviándoles un ejemplar de la etiqueta del producto con carácter previo o simultaneo a la primera puesta en el mercado. De ahí la importancia de que la etiqueta cumpla con todos los requisitos y especificaciones.

Esta notificación obligatoria deberá ser realizada por el fabricante, o el responsable de la primera puesta en el mercado o el importador, en el caso de terceros países.

El incumplimiento de estas obligaciones está tipificado en la normativa, con carácter general y sin perjuicio de la normativa específica de cada Comunidad Autónoma, como infracciones graves o muy graves (según la gravedad del incumplimiento) sancionables con las siguientes multas pecuniarias:

  • No estar inscrito en el Registro General Sanitario: sanción entre 5.001,00 euros y 20.000,00 euros.
  • No cumplir las normas sobre etiquetado, presentación y publicidad: sanción entre 3.005,07 euros a 15.025,30 euros, pudiendo rebasar dicha cantidad hasta alcanzar el quíntuplo del valor de los productos o servicios objeto de la infracción.
  • No notificar el producto con carácter previo a su comercialización: sanción entre 3.005,07 euros a 15.025,30, pudiendo rebasar dicha cantidad hasta alcanzar el quíntuplo del valor de los productos o servicios objeto de la infracción.

Además de estas sanciones, las autoridades sanitarias podrán acordar otras sanciones accesorias como el cierre temporal del establecimiento, el decomiso de la mercancía adulterada, deteriorada, falsificada, fraudulenta, no identificada o que pueda entrañar riesgo para el consumidor o la retirada de los productos o su inmovilización.

Volver a Noticias