¿Cuál es el límite de la cafeína y cómo debe informarse en el etiquetado?

6 abril, 2015

La actual normativa sobre bebidas refrescantes en España (Real Decreto 650/2011) no establece límites máximos para el contenido de cafeína en las bebidas refrescantes, debiendo el operador comercial garantizar que las cantidades añadidas son seguras y no suponen riesgos para la salud de los consumidores. La normativa anterior, sin embargo, sí que establecía un máximo de 150 mg por litro.

Otra medida de referencia es la clasificada actualmente por el Comité Olímpico Internacional (COI) al considerarla como una sustancia de uso restringido a 12 mg/L de excreción urinaria. Es por ello que una dosis de 5 mg/kg. de peso corporal estaría dentro de los límites aceptados por el COI. Por lo tanto, una dosis recomendable y permitida para un peso de 59 Kg, por ejemplo, sería 295 mg. Esta es la misma cantidad que sugiere como segura la Food and Drug Administration de Estados Unidos.

Si bien la normativa no especifica el máximo permitido, sí que se regula la información que debe aparecer en el etiquetado en relación con la cafeína:

– Otros alimentos distintos de las bebidas, a los que se añada cafeína con fines fisiológicos:

“Contiene cafeína. No recomendado para niños ni mujeres embarazadas» en el mismo campo visual que la denominación del alimento, seguida de una referencia, entre paréntesis y con arreglo al artículo 13, apartado 1, del presente Reglamento, al contenido de cafeína expresado en mg por 100 g/ml. En el caso de complementos alimentarios, el contenido en cafeína se expresará por porciones, según consumo recomendado diario indicado en el etiquetado”.

– Para el resto de bebidas:

Bebidas, excepto las fabricadas a base de café, té o de extractos de té o café, en las que la denominación del alimento incluya las palabras «café» o «té», que estén destinadas al consumo sin modificación alguna y contengan cafeína, cualquiera que sea su origen, con una proporción superior a 150 mg/l, o estén en forma concentrada o seca y después de la reconstitución contengan cafeína, cualquiera que sea su origen, en una proporción superior a 150 mg/l.

“Contenido elevado de cafeína: No recomendado para niños ni mujeres embarazadas o en período de lactancia» en el mismo campo visual que la denominación de la bebida, seguida de una referencia, entre paréntesis y con arreglo al artículo 13, apartado 1, del presente Reglamento, al contenido de cafeína expresado en mg por 100 ml”.

Volver a Noticias